(Resumen libre de "Why You Should Write a Letter to Yourself Tonight" por Bessel van der Kolk)

En un articulo reciente se da cuenta de la comprobación científica de los beneficios que aporta escribir sobre los problemas personales, incluso relativos a la salud. Las primeras pruebas sistemáticas del poder del lenguaje para aliviar traumas se realizaron en 1986, por el sicólogo James Pennebakes de la Universidad de Texas.

Recientemente, un equipo de investigadores de la Ohio State University College of Medicine comparó los resultados en dos grupos de estudiantes, uno que escribió sobre sus traumas personales y otro que trató temas superficiales. Los miembros del primer grupo mejoraron sus niveles de inmunización y realizaron menos visitas a los centros de salud que los miembros del otro grupo.

La mayoría de nosotros hemos vaciado en alguna ocasión nuestros corazones en cartas airadas, acusadoras, quejumbrosas o tristes, después de una contrariedad personal. Al hacerlo, casi siempre nos hemos sentido mejor, incluso si no se envió alguna al destinatario. Quizá sea porque uno no tiene que preocuparse por el juicio de otras personas, sino de escuchar los propios pensamientos y dejar que fluyan libremente. Más tarde, cuando se vuelve a leer lo escrito, se descubre a menudo verdades sorprendentes.

La razón esgrimida por la mayoría de los investigados es que había aumentado la comprensión de sí mismo; más o menos, se expresaron de esta forma: "Escribir sobre mí, me ayudó a pensar en lo que sentía en esos momentos. Nunca me di cuenta de lo que me había afectado antes. Tuve que pensar y darle solución a experiencias pasadas. Tener que escribir sobre mis emociones y sentimientos, me ayudó a comprender lo que sentía y por qué.

No debe sorprendernos que escribir sobre los acontecimientos que nos han perturbado en nuestra vida mejora nuestra salud física y mental. La escritura es una de las formas más eficaces de acceder al mundo interior de los sentimientos y resulta clave en la auténtica recuperación por igual de los traumas y del estrés diario.

Copyright ©2020 www.edalya.com
f t g m